COMENTARIO EDITORIAL por Dr. Jorge A. Lera Mejía

El Gobierno de AMLO a partir del 1 de diciembre, tendrá que tomar definiciones primordiales para poder cumplir sus múltiples promesas de campaña, que por ahora ya presentan un ‘hoyo fiscal’ mayor a los 200 mil millones de pesos, por un faltante fiscal para financiar al menos, a sus primeros 25 programas prioritarios, estimados en un costo de arranque por 583 mil 696 millones de pesos.

Significa que no recaudará ese monto para lograr financiar sus compromisos más importantes, como los subsidios de los adultos 68 y más, apoyos a jóvenes NiNi, los apoyos para pymes, remodelación de las 6 refinerías, construcción de una nueva, resolver el NAICM, Tren Maya, etc.

Este hoyo fiscal además de vería ampliado por sus propuestas de bajas recaudatoria como las nuevas zonas francas en la frontera Norte y en el Istmo de Tehuantepec. Esta semana anunció AMLO que podría retirar el IEPS a los combustibles, buscando bajar las gasolinas de 20 pesos a menos de 17 pesos por litro de tajo. Ambas son promesas importantes de su campaña.

RADIOGRAFÍA DE NUESTROS IMPUESTOS:

Los impuestos más importantes para la autoridad fiscal en México, son el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto sobre la Renta (ISR), incorporando además el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), así como el Impuesto General de Importación y Exportación (IGIE).

En cuanto al ISR, este es un impuesto directo que grava los ingresos, tanto de personas físicas como morales. El IVA es un impuesto indirecto al consumo que grava toda transacción comercial, ya sea de bienes o servicios, el IEPS es, como su nombre lo indica, un impuesto
indirecto que grava la producción de bienes muy específicos, mientras que el IGIE es el impuesto que grava las actividades de comercio exterior.

Se argumenta que el IEPS no tiene, en sí, un fin recaudatorio, un ejemplo de ello es el IEPS sobre bebidas azucaradas, el cual tiene como objetivo disminuir el consumo de este tipo de
bebidas por cuestiones de salud; o bien, el impuesto sobre gasolinas y diésel, cuyo objetivo es ofrecer certeza a los nuevos inversores, además reducir el consumo de éstos bienes por
cuestiones ambientales.

La evasión de todos los impuestos citados aquí, se observa que los mayores niveles de evasión fiscal se presentan en el ISR con un monto de poco más de doscientos noventa mil millones de pesos, seguido del IVA con una evasión de ciento ochenta y ocho mil millones de pesos, mientras que los niveles más bajos de evasión se presentan en el IEPS con una evasión de veinte mil millones de pesos, seguido del comercio exterior donde se pueden observar los menores niveles de evasión fiscal en México, siendo esta apenas de poco más de cinco mil millones de pesos.

EL RÉGIMEN DE CONSOLIDACIÓN FISCAL:
El caso más reconocido y poco estudiado, es la evasión ante el régimen de consolidación fiscal.

La consolidación fiscal es utilizada por las empresas para debilitar el control y fiscalización sobre las empresas que optan por ese régimen, lo cual le da amplio margen de maniobra para las planeaciones fiscales, facilitando la evasión y elusión fiscales.

La consolidación fiscal permite a las empresas pagar sus impuestos en promedio de cinco años lo que abre las puertas para invertir en nuevos proyectos durante ese lapso para posteriormente “saldar cuentas” al pagar los impuestos que deben.

Este régimen generó al gobierno un ingreso de cerca de 9,554 millones de pesos para el 2014, ya no entro para el año 2015 que fue regulado con la Reforma Fiscal.

LOS 25 MAYORES PROYECTOS DE AMLO:

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tiene 25 proyectos que considera prioritarios para su gobierno —que iniciará el 1 de diciembre—, entre los que están la construcción de refinerías, apoyos para adultos mayores, personas con discapacidad y jóvenes, y obras de infraestructura como el Tren Maya.
Se estima que estas prioridades tengan un costo aproximado de 583,696 millones de pesos, que no solamente saldrían del presupuesto federal, sino que se tiene previsto que ese dinero también provenga de participación de la iniciativa privada.

MÁS IMPUESTOS PARA RICOS, MENOS A POBRES. RECAUDACIÓN PROGRESIVA:

Por último, vale recordar al nuevo Gobierno, que la verdadera solución fiscal, para solventar el faltante de recursos financieros que se requerirán para resolver los retos propuestos, se encuentra en la alta desigualdad fiscal entre los cobros a ricos contra los pobres. Esto es la ‘elusión’ versus la ‘evasión fiscal’.

Al país le urge que el nuevo gobierno proponga e impulse una reforma hacendaria fiscal integral, para terminar con el “paraíso fiscal” en el que se convirtió México para las grandes empresas, principalmente los grandes consorcios reconocidos.
Por una parte, hay un grupo de causantes cautivos pymes muy importantes, que en ellos se funda la principal carga fiscal. A esre grupo se le carga el mayor monto recaudatorio en ISR e IVA.

Por otro lado, México es un paraíso fiscal, pero para Carlos Slim de grupo Carso-Telmex, el grupo Cemex, grupo Maseca o Gruma, las familias Azcárraga y Salinas, entre otros.

Lo anterior significa, que logran compensar sus declaraciones fiscales entre los diferentes grupos de las empresas holdings que detentan, haciendo aparecer transferencias de perdidas contra ganancias que debilitan sus grandes utilidades ante el fisco.

Este tipo de operaciones no se detectan como “evasión fiscal”, que significa no pagar los registros de impuestos contabilizados. Si no se refiere a “elusión fiscal” siendo pagar mucho menos impuestos que los reales de acuerdo a sus utilidades consolidadas.

El gobierno federal, se sigue empeñando en afectar más a los pequeños empresarios cautivos y a los trabajadores registrados en Hacienda, pues a grandes compañías el pago de los impuestos se les facilita de forma extraordinaria.

México, tiene solo el 12 por ciento de la población activa que paga impuestos, por lo que es urgente que el gobierno federal tome cartas en el asunto, ampliando por una parte la base fiscal de los causantes ahora inscritos en la economía informal, pero principalmente se debe hacer que paguen los grandes consorcios que según cifras confidenciales de la SHCP, evaden más de 400 mil millones de pesos al año.

 

#México #Tamaulipas #CiudadVictoria #Tampico #CiudadMadero #Reynosa #Matamoros #NuevoLaredo #RíoBravo #CiudaddeMexico #SanLuisPotosi #Queretaro #Monterrey #Saltillo #Veracruz # NorestedeMéxico #ElReporteroMx #Altamira #Mexico #ReporterodeTamaulipas.com.mx #JorgeALeraMejía #ComentarioEditorial