COMENTARIO EDITORIAL por Dr. Jorge A. Lera Mejía 

Tamaulipas es el tercer estado de los 32 de la República, que más recursos recaudatorios aporta a la Federación gracias principalmente a los impuestos al comercio exterior, su correspondiente IVA, ISR y el IEPS. Incluso está por delante la Ciudad de México y el vecino estado de Nuevo León. 

Lo anterior significa en porcentajes recientes, que Tamaulipas genera el 14 por ciento de los ingresos de la federación por concepto del IVA, y es el octavo estado con mayor Inversión Extranjera Directa y genera el 26 por ciento de los ingresos de las aduanas del país, por lo que el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca afirmó el pasado 20 de febrero que pedirá al Gobierno de la República sea recíproco en la distribución del presupuesto. 

En su reclamo citado, el gobernador calificó como absurdo el recorte presupuestal que la Federación realizó en los estados y municipios que dejó a Tamaulipas con 2 mil millones de pesos menos del programa presupuestal inicial y alrededor de 55 millones recortados para el rubro de seguridad pública; también hubo bajas en la agricultura, en ganadería, en obras de infraestructura, en sí en todo los rubros más de 2 mil millones de pesos fueron razurados.

Por ello, invitó a la revisión del propio Convenio de Coordinación Fiscal Federación Estado, también conocido como el “Pacto Federal”, a fin de que haya una distribución más equitativa del fondo participable y apoyar mejor a las entidades y municipios que más contribuyen al ingreso federal. 

La gravedad de las afectaciones, a la par de los recortes que ya trascendieron en el programa de guarderías y la seguridad pública, también se reflejan en las obras públicas de nueva creación como su mantenimiento. Recordando aquel dicho máximo que “Obras son Amores”.

Ahora para el ejercicio fiscal 2019, la Federación recortó alrededor de 700 millones de pesos para obras en el estado, entre ellas los 200 millones de pesos para conservación de carreteras federales en la entidad. 

La falta de recursos de la Federación, tiene detenidos por ejemplo, los trabajos de modernización de diferentes tramos carreteros, que conectan a Tamaulipas con Nuevo León en el norte, la modernización de la carretera Victoria-límites de estado con Nuevo León, para la que en 2018 se destinaron apenas 100 millones de pesos. Una de los más lamentables suspensiones, se encuentra en el puente en Magueyes del municipio de Mainero, que muchos accidentes ha registrado, al igual que el conocido como Puente Roto de Altamira.

Desde que iniciaron los trabajos de modernización Tampico a Nuevo León, se han inyectado recursos federales por cerca de los 2 mil millones de pesos, sin embargo, para este ejercicio fiscal, apenas se asignaron 100 millones de pesos. 

Lo mismo pasa con la zona centro del país, en el caso de la carretera Mante, Ocampo a Tula, que conectaría a la zona sur con el centro, no se han podido rescatar recursos para reactivarla. Por ello, el Gobernador sigue presionando para reactivar la subvención que tenía por Fonadi, (Fondo Nacional para el Desarrollo de Infraestructura), que forma parte de Banobras y así arrancar de nuevo esta concesión que quedó suspendida por muchos años. 

El proyecto Ocampo a Tula fue retomado por el Gobernador quien señaló que esta carretera ayudaría a municipios aledaños como Antiguo y Nuevo Morelos, Gómez Farías, Tula, Mante y Ocampo, impulsaría el ecoturismo de la Biósfera del Cielo y facilitaría también el libre acceso a la industria del centro del país, como Aguascalientes, Querétaro y Guanajuato, al utilizar el Puerto Industrial de Altamira, impulsando así la inversión en el estado. 

Concluyo mi columna al señalar que Tamaulipas aporta más de la cuarta parte de los recursos que México recibe por concepto de comercio exterior, importaciones y exportaciones, ya que de los 900 mil millones de pesos que el país recibe por este concepto anualmente, Tamaulipas contribuye con 250 mil millones de pesos.

Por todo lo aquí citado es de subrayar lo dicho en el título de mi columna de hoy, que SIN RECIPROCIDAD NO FUNCIONA LA COORDINACIÓN FISCAL.

Más claro lo dijo el propio Gobernador Cabeza de Vaca, al decir que: “Lo menos que esperamos es reciprocidad, que no nos den, pero que no nos quiten”…