COMENTARIO EDITORIAL POR JORGE A. LERA MEJÍA
En materia de investigación, el crecimiento de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), en los últimos tres años ha sido excelente.
A finales de 2016, nuestra Universidad contaba con 106 Cuerpos Académicos en los que participaban 398 Profesores de Tiempo Completo.
Estos Cuerpos Académicos trabajaban en un total de 159 Líneas de Investigación y contaban con 54 Proyectos en Operación.
Cabe señalar, que el 56.6% de los Cuerpos Académicos cuentan con nivel “Consolidado” o “En Consolidación”, lo cual está por encima de la media nacional que es de 52.2%.
No hay duda, que la Investigación Científica es uno de los principales elementos para el progreso de una sociedad; por ello es invaluable la aportación que hace la UAT en beneficio de Tamaulipas. No cabe duda, que detrás de estos números hay un enorme esfuerzo humano.
De acuerdo al plan de desarrollo institucional 2014-2017, propuesto por la Rectoría del CP Enrique C. Etienne Pérez del Río, la visión de la investigación científica, tecnológica y humanística que se realiza en la UAT, se busca que sea reconocida, pertinente y de impacto a nivel estatal y nacional así como crear líderes en este rubro.
El objetivo debe incrementar la viabilidad, valoración e impacto de los trabajos de investigación que se llevan a cabo en la universidad para atender las demandas de los diferentes sectores estratégicos, de desarrollo del estado y ampliar nuestra vinculación con las empresas.
Desde el año 2014 se ha aumentado el número de profesores investigadores registrados en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) en un 200%, siendo estos más de la mitad de todos los reconocidos por el Conacyt en Tamaulipas.

Actualmente la universidad ha obtenido mas del 65% de los recursos de apoyo a la investigación del Fondo Mixto-Gobierno de Tamaulipas y Conacyt.

El futuro de la investigación en la UAT es óptimo y promisorio, es un área de oportunidad que se está desarrollando. Hoy en día tenemos 159 lineas de investigacion y 54 proyectos en operación y en los últimos años hemos venido incrementado su número y vinculado la investigación con el sector productivo y social.