LA MADRE TIERRA POR CARLOS CORTÉS VELÁSQUEZ

El pasado 18 de octubre de este 2018, en el sur de Alemania, los científicos se sorprendieron al desenterrar un fósil de una piraña que vivió en el período jurásico hace más de 152 millones de años, con una boca llena de dientes afilados, se parecía mucho a las pirañas en la actualidad.

Sin embargo, la especie de la piraña jurásica llamada “Piranhamesodon pinnatomus porque es el ejemplo más antiguo conocido de un pez óseo, a diferencia de los cartilaginosos como los tiburones, capaz de cortar carne en lugar de tragar a la presa, pero lo que permitió es atacar a víctimas más grandes, como hacen las pirañas en la actualidad.

El piranhamesodon mide apróximadamente nueve centímetros de largo y vivía entre las esponjas y los arrecifes de coral del archipiélago de Solnhofen, un mar tropical poco profundo en lo que ahora es Baviera. Además, las pirañas son peces de agua dulce que habitan entre los ríos y largos en América del Sur.

La piraña jurásica era pequeña, pero tenía unos dientes largos, puntiagudos y con forma de daga a lo largo del borde exterior de su mandíbula superior y en la parte frontal de su mandíbula inferior. Y también tenía dientes triangulares con bordes cerrados en el lado de su mandíbula inferior.

La Paleontóloga Martina Kölbl-Elbert del Jura-Museum Eichstätt de Alemania dijo que “nos sorprendió que este pez tuviera dientes capaces de cortar carne, viene de un grupo de peces llamados picnodontidos, que son famosos por sus dientes. Martina Kölbl-Elbert, quien dirigió la investigación publicada en la revista Current Biology

El fósil de la piraña jurásica provenía de los mismos depósitos de piedra caliza de Baviera que el Archaeopteryx, un ave más antigua.

“De la misma cantera, también tenemos otros peces que pueden haber sido víctimas de Piranhmesodon. Muestran lesiones en sus aletas y en la base de las aletas, algunos recién heridos antes de morir y que se fosilizaron, mientras que otros muestras lesiones completamente curadas con regeneración de la aleta”, dijo Kölbl-Elbert.

Si bien tiene los rasgos de las pirañas, el Piranhamesodon no era su ancetro de larga data ni estaba relacionado con ellas en absoluto, porque las pirañas más antiguas conocidas vivieron hace unos 15 millones de años.

Muchos científicos le dice como el tatarabuelo de las pirañas