LA MADRE TIERRA POR CARLOS CORTÉS VELÁSQUEZ

El pasado 29 de noviembre se celebró por primera vez en México el Día internacional del Jaguar, que es una iniciativa de catorce países y de organizaciones de América Latina que trabajan en torno a la protección y cuidado de este felino que se encuentra en peligro de extinción. De acuerdo a estadísticas, solo quedan 64.000 ejemplares en el territorio mexicano.

Y al cierre del sexenio, la recuperación del jaguar como especie constituye un caso de éxito, de acuerdo a la SEMARNAT, al celebrar el Día Internacional del Jaguar.

En el Día Internacional del Jaguar, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales destacó que México cuenta con una población aproximada de cuatro mil 800 ejemplares en vida silvestre, es decir, aumentaron 800 individuos respecto a 2010.

En gran medida, esto fue favorecido por la preservación de 43 áreas naturales protegidas que representan 38 por ciento del hábitat del jaguar, donde la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas ha realizado inversiones importantes para el monitoreo y conocimiento del gran felino mesoamericano”, destacó la dependencia federal.

A la fecha, la CONANP impulsa el estudio activo de la especie en más de 37 ANP, con cámaras trampa y el apoyo de equipos de monitoreo comunitario, organizaciones no gubernamentales, investigadores y científicos aliados.

La SEMARNAT subrayó que la protección de los felinos silvestres, como el jaguar, ayuda a mantener la conectividad de los ecosistemas y un sinnúmero de especies de flora y fauna, pues una población sana requiere de un gran número de elementos bióticos y abióticos para subsistir.