LA MADRE TIERRA POR CARLOS CORTÉS VELÁSQUEZ

La NASA informó que un asteroide de más de 200 metros de diámetro tiene más de 60 trayectorias potenciales hacia la Tierra entre 2023 y 2127.

La roca tiene 62 potenciales impactos contra la Tierra, aunque el riesgo de que ocurra es bastante bajo, indicó la NASA.

La roca, que tiene por nombre 2018 LF 16 y que tiene cerca de 200 metros de diámetro, fue vista por primera vez este año, y en caso de que impacte con la Tierra, sería con la fuerza de una bomba nuclear.

Los asteroides son pequeños objetos rocosos que orbitan al sol, aunque esos asteroides son mucho más pequeños que los planetas.

Sin embargo, hay muchos asteroides en nuestro sistema solar, pero la mayoría de ellos viven en el cinturón de asteroides, una región entre las órbitas de los planetas Marte y Júpiter.

Nuestro sistema solar comenzó hace 4.600 millones de años cuando una gran nube de gas y polvo se derrumbó. Cuando esto sucedió, la mayor parte del material cayó al centro de la nube y formó el sol

Algunos de los polvos que condensaron en la nube se convirtieron en planetas. Los objetos del cinturón de asteroides nunca tuvieron la oportunidad de ser incorporados a los planetas. Son restos de ese tiempo lejano cuando los planetas se formaron.

La NASA detalló que, aunque existen 62 probabilidades de que la roca impacte a la Tierra, el riesgo de que ocurra es bastante bajo; de acuerdo con sus cálculos, existe una posibilidad entre 30 mil millones de que LF16 se estrelle contra el planeta.

Algunos de los potenciales impactos del asteroide con la Tierra son el 8 de agosto de 2023, el 3 de agosto de 2024 y el 1 de agosto de 2025. Actualmente, este viaja en el espacio a una velocidad de 15.13 kilómetros por segundo.

No obstante, la agencia precisó, de acuerdo con el periódico británico Daily Express, que el riesgo del choque es bastante bajo, puesto que existe una entre 30 millones de probabilidades de que el 2018 LF16 se estrelle contra la Tierra.