LA MADRE TIERRA POR CARLOS CORTÉS VELÁSQUEZ

El oso negro (Ursus Americanus) es una especie de mamífero y carnívora de la familia de los úrsidos, y es el más grande de México y conocido en Norteamérica.

Es uno de los animales solitarios, excepto de las hembras cuando cuidan de sus crías en épocas de apareamiento y se congregan en los sitios de alimentación, viven en los bosques del norte de México, se localizan en los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Zacatecas y San Luis Potosí.

El oso negro se alimenta de animales, plantas y frutos, alcanza una longitud de hasta 2 metros y pesan entre 90 y 216 kilogramos, solamente los machos, y las hembras son de menor tamaño.

Viven en los bosques templados de la Sierra Madre Oriental, Occidental y las Sierras Adyacentes

Ésta especie está clasificado como carnívoro, aunque la mayor parte de su dieta se compone de bayas, flores, hierbas, tubérculos y frutos secos; y se complementa su alimento con carroña, peces, insectos, miel y ardillas.

Sus hábitos son diurnos, pero evita la parte más calurosa del día, y en esas horas, descansan en una cama con hojas y ramas que ellos mismo lo fabrican.

El pasado 24 de octubre, un oso negro fue encontrado muerto sobre la carretera Jaumave-Tula alrededor de las 23:00 horas, elementos de la Unidad de Protección Civil tomaron conocimientos de los hechos a la Central de Emergencia en el referido tramo carretero a la altura del kilómetro 79 perteneciente al municipio de Palmilllas.

Sin embargo, esta especie, con la presencia del ser humano, está modificando a esa conducta, al grado en que ya se transformó en un animal nocturno.La hembra come hasta 20.000 calorías por día para almacenar en la época de otoño. Además, la cría puede nacer mientras que la madre se prepara para la hibernación.

Al crecer, el oso bebé puede estar con la madre durante 2 años hasta que lo enseña a ser independiente. Esta especie es icónica y símbolo del área de protección de Flora y Fauna.