NUESTRA MADRE TIERRA POR CARLOS CORTÉS VELÁSQUEZ

Una grieta enorme fue sospechosa que ‘el Cuerno de África’ se separó del resto del continente. Geólogos sugirieron que este proceso fue vinculado a la falla tectónica conocida como Valle del Rift y que tomará millones de años.

Desde el 18 de marzo de este 2018, una fisura de varias millas de largo y decenas de pies de ancho causó una conmoción en el suroeste de Kenia, África Oriental. Sin embargo, partió una concurrida carretera y dañó las instalaciones eléctricas, un área de tierra cultivable y fértil, así como varias construcciones de la zona.

La grieta obligó a evacuaciones en zonas rurales del suroeste de Kenia y siguió expandiéndose por el continente.

Consultados sobre el tema, los geólogos explican que dicha apertura ocurre principalmente debido a los movimientos sísmicos y a las tormentas.

Y, aunque los expertos reiteran que la expansión de la falla no es rápida, sino que es un proceso muy lento de apenas unas pulgadas al año (o incluso menos), recomiendan que, como las grietas se forman en línea recta, lo mejor es alejarse del camino de formación de esta lo antes posible.

Algunos geólogos incluso aseguran que el proceso de agrietamiento continuará por muchas centurias. Ellos han dicho que esta fisura sugiere que, en decenas de millones de años, África se podría separar en dos de la misma forma que hace 138 millones de años América del Sur y África se convirtieron en dos continentes distintos.

El geólogo David Adede explica que la grieta está vinculada a la falla tectónica conocida como Valle del Rift, que se extiende por 1,860 millas desde el Golfo de Adén (en el norte) hasta Zimbabue (en el sur).

Como responsables, Adede señala a las actividades tectónicas y volcánicas provocadas por el coloso llamado Suswa, así como el cercano volcán Monte Longonot. El presume que podrían existir muchas fallas volcánicas ocultas.

Por su parte, la geóloga Lucía Pérez Díaz publicó en The Conversation que “las fracturas son la etapa inicial de una ruptura continental y, si tienen éxito, pueden conducir a la formación de una nueva cuenca oceánica”.

Perez explicó que la litosfera, capa de la Tierra formada por la corteza y la parte superior del manto se divide en varias placas tectónicas. Estas placas no son estáticas, sino que se mueven entre sí a diferentes velocidades, “deslizándose” sobre un material viscoso.

La científica detalla que aún se debate cuales mecanismos son responsables de su movimiento, pero que una de ellas son las fuerzas generadas en los límites entre las placas. “Estas fuerzas no solo mueven las placas, también pueden hacer que las placas se rompan, formando una brecha y potencialmente llevando a la creación de nuevos límites de placa. El sistema de Rift de África Oriental es un ejemplo de lo que está sucediendo actualmente”, precisó.

Eso, según ella, deberán pasar todavía millones de años hasta que se produzca la fragmentación completa y el mar inunde completamente el valle, como sucedió en la zona del Mar Rojo.

#México #Tamaulipas #CiudadVictoria #Tampico #CiudadMadero #Reynosa #Matamoros #NuevoLaredo #CiudaddeMexico #SanLuisPotosi #Queretaro #Monterrey #Saltillo #Veracruz # NorestedeMéxico #ElReporteroMx #Altamira #Mexico #ReporterodeTamaulipas.com.mx