Con 20 años de experiencia en clubes y selecciones nacionales, amplio bagaje futbolístico y siete miembros de su cuerpo técnico, el argentino Gerardo Tata Martino fue presentado como nuevo técnico de la Selección Mexicana, por el presidente de la FMF, Yon de Luisa y Guillermo Cantú, director deportivo.

Al hacer oficial el inicio del nuevo ciclo de la representación nacional rumbo al Mundial de Qatar 2022 bajo el mando del estratega argentino, Martino agradeció la bienvenida a México y delineó lo que será su trabajo a corto plazo para enfrentar la Copa de Oro que inicia el 15 de junio.

En multitudinaria conferencia de prensa en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), el “Tata” se dijo agradecido por la posibilidad de hacerse cargo del conjunto mexicano y por la manera en que se llevó a cabo todo el proceso para su contratación.

Habló de varios temas, como el análisis que realizó con su equipo de trabajo para concluir que cuenta con jugadores de experiencia y jóvenes con los cuales integrar un equipo competitivo y que sepa a lo que juegue, sin cerrar la puerta a futbolistas naturalizados, ya que cuando dirigió a Paraguay en Sudáfrica 2010, incluyó a cuatro elementos de origen argentino, incluyendo a Lucas Barrios.

Sobre el cambio generacional en el cuadro azteca señaló que ya empezó, pero que esto no se hace de un plumazo, es un proceso que lleva tiempo. “Lo han hecho bien, aspiramos a capitalizar esa situación, pero no me voy a encerrar a solo a jugadores de aquí, aspiramos a todos, elegiremos a los que se encuentren mejor sin importar la edad”, acotó.

Reconoció que el futbolista mexicano tiene una técnica individual notable, que es lo más destacan los que vienen a trabajar acá, ya contar con eso es un capital muy importante, aclaró.

Su objetivo es armar un buen equipo que tenga una idea clara de juego, que el aficionado la entienda, después los resultados empiezan a ser consecuencia de una forma determinada de jugar.

Dejó en claro que no está en condición de exigir que haya mayores oportunidades para jugadores jóvenes en México, pero sí en ofrecer una opinión para beneficio del futbol mexicano y destacó la presencia de elementos como Diego Lainez y Roberto Alvarado.

El primer paso que dará el argentino será visitar a los clubes de la Liga MX, como ya lo hizo con Miguel Herrera del América en el propio CAR y si el tiempo lo permite viajar a Europa para hablar con los jugadores aztecas que militan en el Viejo Continente.

Una de las prioridades es observar el torneo local, que es lo que más le interesa ya que es lo más difícil porque hay muchos jugadores, muchos esquemas y hay ver en qué sistema de juego está involucrado cada elemento para acelerar el proceso de conocimiento.

Manifestó que antes de pensar en superar un cuarto partido en una Copa del Mundo, necesita hacer un proyecto respecto a los elementos con los que contará para colocarse en perspectiva y pensar la manera de alcanzar las metas.

Martino dijo que prefiere jugar mayormente con un esquema de 4-3-3, aunque se tiene que adaptar el sistema a las situaciones del partido y aclaró que no incluyó mexicanos en su cuerpo técnico, ya que Norberto Scoponi será su enlace y tendrán técnicos nacionales en las selecciones sub 17, 20 y 23.

TRAYECTORIA

Gerardo Daniel Martino nació el 20 de noviembre de 1962 en Rosario, Argentina, y jugó de mediocampista ofensivo con Newell’s Old Boys, Tenerife de España, O’Higgins de Chile y Barcelona de Ecuador.

Inició como entrenador en 1998 con el Almirante Brown de la Nacional B, así como con el Platense, con el que perdió la categoría en 1999, salió de Argentina en 2002 y fue a Paraguay donde con Libertad, fue campeón en los torneos Apertura, Clausura 2002 y Apertura 2003.

De ahí saltó al Cerro Porteño, con el que repitió títulos en el Apertura y Clausura 2004, tras un breve paso por el Colón de Santa Fé, regresó a Paraguay para tomar nuevamente al Libertad con el que logró un nuevo bicampeonato.

De ahí tomó a la Selección Paraguaya en 2006 y su primera competencia fue la Copa América Venezuela 2007, en la que en cuartos de final fueron eliminados por México por 6-0. Clasificó a Sudáfrica 2010 en la que fue eliminado en cuartos de final por España, para así firmar la mejor actuación de este país en una justa mundialista.

Un año después, llegó a la final de la Copa América Argentina 2011, donde perdió ante Uruguay, con el que cerró su ciclo en el equipo guaraní y regresó a su país para dirigir al Newell’s Old Boys con el que llegó a semifinales de la Copa Libertadores de América y logró el título local.

Dirigió al Barcelona en 2013, pero sólo se mantuvo una temporada, luego que conquistó la Súpercopa de España y perder en la última fecha la Liga ante Atlético de Madrid.

En 2014 se hizo cargo de la “albiceleste”, con la que llegó a las finales de las Copas América Chile 2015 y Centenario 2016, y que perdió en penales contra los “andinos”. Su trabajo más reciente fue con Atlanta United de la MLS, del cual se fue como campeón.