AGENCIAS. El plazo es de dos semanas para que Florentino Pérez encuentre a un entrenador que saque de la profunda crisis en la que él mismo metió al Real Madrid, con errores en decisiones claves como dejar ir a su goleador Cristiano Ronaldo y traer con malas formas a Julen Lopetegui, luego de que Zinedine Zidane salió huyendo al olfatear el abismo que se le venía al equipo merengue.

Al darle el título de interino al argentino Santiago Solari, que ayer se mostró entusiasmado por la oportunidad de dirigir al conjunto madridista, lo condenó a un par de semanas al frente del equipo, ya que así lo indica el reglamento y en la órbita están Roberto Martínez, actual técnico de Bélgica, el italiano Antonio Conte, el argentino Mauricio Pochettino y hasta Hugo Sánchez, quien se autocandidateó.

En el primer caso, para poder repatriar al español Roberto Martínez, Florentino Pérez tendría que negociar la cantidad de millones de euros con la Federación de Bélgica para que el seleccionador, con contrato hasta 2020, dejara a la representación belga para dirigir a los merengues, lo que seguramente le resultaría muy oneroso.

El vocero de la Federación de Futbol de Bélgica, Stefan Van Loock se negó a precisar las cláusulas que pudieran liberar anticipadamente a Martínez, de 45 años y exentrenador del Everton, del Wigan y del Swansea City en el futbol inglés, quien llevó a Bélgica al tercer lugar del Mundial de Rusia, el mejor resultado en su historia.

“No hacemos comentarios sobre los contratos que la Federación tenga con sus colaboradores y que consideramos como materia privada. Si un club quisiera contratar al señor Martínez debería primero llegar a un acuerdo con la Federación belga de fútbol”, declaró el portavoz.

Además sería muy complicado que Martínez aceptara dejar un proceso exitoso con la representación belga, que tiene a la mejor generación de futbolistas de su historia, entrenados desde infantiles con conceptos fijos como no barrerse y juego de conjunto, para asumir el mando de un Real Madrid sin gol, con cinco juegos sin ganar en la Liga española y en uno de sus peores momentos.

La opción del italiano Antonio Conte, extécnico de la Selección Italiana y del Chelsea de la Premier League se dificultaron desde un principio, ya que la última noticia de Conte era que después de ganarle un juicio al dueño del Chelsea, Roman Abramovich, por una indemnización del 100 por ciento y no el 60 que pretendía pagarle, Conte tomaba una vacaciones en Egipto, cerca del mar Rojo.

Cuando se solucionó la comunicación a través de su hermano Daniele, las cosas se volvieron a complicar, ya que mientras Conte solicitaba llevar preparador físico, entrenador de porteros y nutriólogo, el Madrid le ofrecía poner a su disposición asistentes de casa y al verse solo en un entorno tan complicado, prefirió dar una primera negativa a Pérez, que dicen enfureció al saber la respuesta del italiano.

A esto se sumaron las declaraciones de Sergio Ramos, quien insinuó, después de la goleada sufrida en Barcelona por 5-1, que no le agradaba el fichaje de un técnico de “mano dura”, porque con este tipo de líderes el equipo nunca había ganado nada importante. “El respeto no se impone”, dijo el capitán.

Conte tiene fama de ser estricto en la gestión del vestidor, lo que al parecer no iba a caer muy bien en un plantel aburguesado y repleto de estrellas, que en su momento supo manejar a la perfección Zidane, quien al ver venir la partida de CR7 prefirió dejar su imagen inmaculada con tres Champions League ganadas con el Madrid.

Desde septiembre, Florentino había mandado buscar a Conte, pero no contaba con que el italiano preguntó para qué le querían y estableció condiciones, lo que no gustó a la directiva y se enfriaron las negociaciones.

Según el diario inglés The Sun, emisarios del Real Madrid se habrían reunido en Londres con gente cercana al actual técnico del Tottenham, Mauricio Pochettino, para ofrecerle el timón del cuadro merengue.

El argentino habría dejado abierta la posibilidad de ir a dirigir a la capital española, ya que se encuentra a disgusto con la directiva de los “Spurs” porque no reforzaron al equipo como lo pidió, además de que la remodelación del estadio no ha terminado, lo que facilitaría su salida del Tottenham.

Por su lado, Hugo Sánchez, figura y goleador del equipo merengue en los años ochenta, con experiencia como técnico en Pumas de la UNAM y Selección Mexicana, se autopromocionó para ocupar el banquillo del Santiago Bernabéu y aseguró estar “listo y capacitado” para dirigir al cuadro merengue en un llamado a Florentino Pérez.

En su espacio de A lo Macho para ESPN Digital, el ‘Pentapichichi’ aseguró estar preparado para asumir la responsabilidad: “Son pocos en el mundo que pueden estar enfrente de ese vestuario y se lo digo a Florentino Pérez que ya estoy listo. Si me llama, ya sabe dónde localizarme”, aseguró.

Candidatos seguirán surgiendo, pero por lo pronto, el Indiecito Solari, con pasado en el Atlante del futbol mexicano, ya prepara al equipo blanco para su debut en la Copa del Rey este miércoles ante Melilla.