Investigación Especial por Lic. Alberto González Káram

La existencia de 14.8 millones de mexicanos que habitan en viviendas con espacios reducidos y construidas con materiales endebles y de mala calidad, mientras que 23.7 millones de personas no cuentan con los servicios básicos de la vivienda, contrastan con el gasto irresponsable en materia de comunicación social de 71 mil 139 millones de pesos en la administración pública federal de Enrique Peña Nieto (2012-2018), monto habría servido para construir 284 mil 554 viviendas o 89 hospitales regionales de 144 camas cada uno. 

En la presente administración pública federal, se han autorizado 57 mil 907.946 millones de pesos exclusivamente para el Programa de Financiamiento del Fondo de la Vivienda del  Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado para el Ejercicio Fiscal del 2019, de los cuales se dispone de una inversión de 35 mil 150.0 millones de pesos para el otorgamiento de 52 mil 100 préstamos.

Los ingresos previstos ascienden a 57 mil 907.946 millones de pesos, de los cuales provienen de una disponibilidad inicial de 14 mil 835.899 millones de pesos, más los ingresos de las aportaciones netas del 5 por ciento de la subcuenta de vivienda del Sistema de Ahorro para el Retiro de 13 mil 247.089 millones de pesos, a los cuales se suman los ingresos netos por recuperación de créditos hipotecarios por 7 mil 184.957 millones de pesos, más otros ingresos por productos financieros del orden de 2 mil 640.0 millones de pesos, a los que se adicionan los ingresos de la bursatilización de cartera por 14 mil millones de pesos y el fondeo de líneas de almacenamiento provenientes de la cesión de derechos fiduciarios por 6 mil millones de pesos.

Con el fin de lograr un equilibrio en las finanzas del Programa de Financiamiento del Fondo de la Vivienda del  Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado para el Ejercicio Fiscal del 2019, se destinaran en créditos hipotecarios 35 mil 150.0 millones de pesos, en devoluciones de depósitos del 5 por ciento de la subcuenta de vivienda del Sistema de Ahorro para el Retiro de 9 mil 967.961 millones de pesos, en otras erogaciones 1 mil 611.694 millones de pesos, gastos de administración por 1 mil 172.891 millones de pesos, inversión física por 40 millones de pesos y la disponibilidad final ascenderá a 9 mil 965.399 millones de pesos.

Es importante destacar que 43 mil préstamos serán destinados al esquema de Tradicional 1er crédito por 30 mil 057.213 millones de pesos, 2 mil 800  préstamos con cargo al esquema de Tradicional 2° crédito por 2 mil 243.178 millones de pesos, 850 préstamos al Crédito con Subsidio por 433.805 millones de pesos, de 1 mil con cargo al esquema de Crédito a Pensionados por 462.96 millones de pesos y 1 mil 200 con cargo al esquema de Crédito FOVISSSTE-INFONAVIT Conyugal por 730.935 millones de pesos,

Adicionalmente, se otorgarán 500 préstamos del esquema de FOVISSSTE-INFONAVIT INDIVIDUAL, 2 mil préstamos con cargo al esquema de Alia2 Plus 1er crédito, 200 con cargo al esquema de Alia2 Plus 2° crédito, 200 con cargo al esquema de Respalda2 1er crédito, 20 con cargo al esquema de Respalda2 2° crédito, 130 del esquema de FOVISSSTE en pesos 1er crédito, 50 del esquema de FOVISSSTE en pesos 2° crédito, 100 del esquema de FOVISSSTE en pesos Pagos Crecientes 1er crédito y 50 del esquema de FOVISSSTE en pesos Pagos Crecientes 2° crédito. El financiamiento a la vivienda representa un valioso instrumento de crecimiento de la economía nacional, siendo impulsado mediante instrumentos de bursatilización y de mercado de hipotecas, con la creación de fondos individuales de garantía, especialmente para el sector informal, en coordinación con otros sectores y órdenes de gobierno, siempre basados en las experiencias internacionales exitosas en materia de vivienda.