En el estado de Jalisco, en el caso del delito de violación, las víctimas o su entorno directo no denuncian porque en más del 50% de las agresiones ocurren en el hogar, advierte la diputada Laura Plascencia

El 95 por ciento de los delitos contra las mujeres no se sanciona y, en el caso del delito de violación, las víctimas o su entorno directo no denuncian, porque muchas veces en más del 50 por ciento de los casos ocurren en el hogar, por parte de un familiar, y éstos no se castigan, advirtió la diputada federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Laura Plascencia Pacheco.

En el marco del segundo conversatorio denominado “Discriminación y violencia contra las mujeres. Igualdad sustantiva. Avances, retos y obstáculos legislativos. Prospectiva legislativa desde los movimientos sociales y académicos a favor de la agenda de las mujeres”, la priista urgió a dar certeza jurídica a los centros de justicia, a fin de dar una verdadera protección a las mujeres.

“En México, las cifras negras son alarmantes, son 900 mil casos de niñas y mujeres violadas cada año, y esto ocurre en un ambiente de impunidad, en donde no hay incluso la certeza de la correcta actuación de las autoridades. Hoy vemos, por ejemplo, en el caso de este delito, muchas veces la víctima no conoce sus derechos que la Ley General de Víctimas le confiere, pero además no conocen a dónde tienen que acudir”, apuntó la legisladora.

INICIATIVA ENCAMINADA LA PROTECCIÓN. Plascencia Pacheco remarcó que a pesar de que desde la pasada administración federal encabezada por Felipe Calderón Hinojosa existe una política pública para proteger a las mujeres y que se le ha dado seguimiento con la asignación de recursos públicos y construyendo refugios en diferentes entidades de la República, la realidad es que no había certeza jurídica.

“Ahora ya tenemos aprobada esa iniciativa que está en el Senado para su revisión y próxima aprobación, es darle certeza jurídica a una política pública que precisamente va enfocada en garantizar los derechos y, sobre todo, la justicia para mujeres que fueron víctimas de violencia”.

VIDA LIBRE DE VIOLENCIA. Actualmente, municipios, Estado y Federación no asumen la responsabilidad en la manutención, coordinación para hacer posible que los refugios en todo el país tengan una política pública a nivel nacional, por lo que la diputada del PRI adelantó que se impulsará una reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en materia de refugios, con lo que se pretende lograr un mayor presupuesto a estos centros y que se genere un modelo único de atención en todo el país.

La meta, dijo, es que por lo menos se llegue a 300 millones de pesos (este año se asignaron 270 millones), además, se espera establecer la obligatoriedad para que todos los estados y municipios creen su propio refugio con presupuesto asignado, además de que se establezca la figura de la Casa de Transición y la Casa de Emergencia.

Al evento organizado por la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, que preside Plascencia Pacheco, asistieron representantes académicas, más de 50 organizaciones de la sociedad civil, legisladores estatales y federales, así como las titulares de los Institutos de la Mujer de diferentes localidades.