INTERNACIONAL. Estados Unidos ha pedido este jueves a los aliados de la OTAN que aporten alrededor de mil soldados adicionales para ayudar en la batalla contra el resurgimiento de los talibanes en Afganistán, según ha indicado la nueva embajadora estadounidense ante la alianza, Kay Bailey Hutchison, citada por France Presse.

Bailey Hutchison ha dicho que las fuerzas se sumarían a los aproximadamente 3.000 soldados estadounidenses que ya están de camino a Afganistán bajo la nueva estrategia del presidente Donald Trump para este país. Sin embargo, la embajadora ha detallado que la solicitud estadounidense a la OTAN no era aún definitiva. “Nuestro objetivo es decir muy rápidamente, en unas dos semanas, lo que exactamente necesitamos”, ha dicho la embajadora.

Más de 15 países miembros de la OTAN ya han dado su acuerdo para el envío de soldados adicionales a Afganistán.

La nueva estrategia de Trump para Afganistán fue decidida el pasado agosto después de observar un resurgimiento de los talibanes, que según France Presse, controlan ahora un 40% del territorio.