CIUDAD VICTORIA, TAMPS. A un año de su llegada al gobierno de Tamaulipas, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca aseguró que “no exime a nadie” de ser investigado y ser llevado ante la justicia porque, aseguró, se va recuperar el patrimonio de los Tamaulipecos.

Anunció que se están haciendo investigaciones contra ex funcionarios que crearon empresas fantasmas y se auto asignaron contratos millonarios antes de terminar el sexenio anterior.

En la revisión que ha llevado a cabo la presente administración, han encontrado nóminas robustas. Asimismo, de un universo de 15 mil 364 servidores públicos al menos 2395 no asistían a su centro de trabajo, lo que significa que se trata de una nómina de aviadores en el gobierno.

Además, se heredó un parque vehicular de 3 mil 731 vehículos en malas condiciones y 600 unidades calificadas como vehículos chatarra.

El mandatario tamaulipeco adelantó que se ha encontrado la asignación de contratos a empresas fantasmas por cientos de millones de pesos, lo que habría ocurrido días antes de las elecciones locales del 2016.

Frente a todas las irregularidades encontradas, la desaparición de expedientes y el sobreprecio de las contrataciones, se están elaborando los pliegos de responsabilidades y se ha dado vista a la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas.

García Cabeza de Vaca reveló qué hay un déficit de 1 mil 392 millones de pesos en el IPSSET, lo que pone en riesgo el pago de las pensiones en perjuicio de los trabajadores.

Además, en 9 meses, se dejó de pagar al Servicio de Administración Tributaria el Impuesto Sobre la Renta retenido a los trabajadores del Gobierno del Estado.

Finalmente, el Gobernador de Tamaulipas sentenció: “vamos a recuperar lo que le pertenece al patrimonio del Estado, al patrimonio de los tamaulipecos”.