CIUDAD VICTORIA, TAMPS. El diputado local Carlos Alberto García González, dijo por el momento no es viable, economicamente, blindar vehículos de funcionarios públicos estatales ni que éstos tengan escoltas integradas por Policías estatales.

Luego del asesinato de quien fuera el titular de los Centros de Ejecución de Sanciones (Cedes) de Tamaulipas, el cual no tenía un vehículo “duro”, el legislador del Partido Acción Nacional (PAN), indicó, a titulo personal, que la inversión que podría hacer el Gobierno del Estado en adquirir unidades blindadas, mejor podría usarse en aportar al reclutamiento de elementos policíacos.

En entrevista previa a la sesión de la Diputación Permanente de este miércoles, el también Presidente de la Junta de Coordinación Política del Poder Legislativo, recordó que la entidad tiene un déficit de más de siete policías y es por ello que no ve viable que los servidores públicos tengan vigilancia especial y descuidar algunas áreas de protección ciudadana.

A pregunta expresa sobre si los legisladores estatales también podrían tener carros blindados o seguridad personal, subrayó que, aun y cuando sean servidores públicos, no gozan de algún privilegio para tener ese beneficio.

“Yo creo que es mejor que los policías le den vigilancia y seguridad a los ciudadanos y no a los diputados, ya que la población tiene mucho más derechos para eso”, enfatizó.

El diputado García González reiteró que es mejor invertir en la ciudadanía y no es los funcionarios con este tipo de acciones.

No obstante, añadió, que a pesar de que algunos de los diputados viajan de noche por las carreteras de Tamaulipas para venir a las sesiones o regresar a sus ciudades de origen y que tienen la posibilidad de solicitar una escolta, no lo han hecho.