REYNOSA, TAMPS. El Gobierno del Estado que titula Francisco García Cabeza de Vaca y el Sistema DIF Tamaulipas que preside Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca, llevaron a cabo el Corredor Abrazando Familias en la colonia Independencia de la ciudad de Reynosa.

Estas acciones forman parte del rescate de espacios públicos contemplado dentro del Plan Unidos por Reynosa y cuyo objetivo fue acercar diversos servicios a las familias que viven en dicho sector de la ciudad.

En este sentido, la Secretaría de Bienestar Social instaló un módulo en el que se proporcionó a la ciudadanía información de los programas con los que cuenta y como pueden acceder a ellos.

De igual manera, el Instituto de la Mujer Tamaulipeca brindó información sobre los créditos con los que están trabajando y cómo pueden ser parte de los mismos.

En este corredor instalaron unidades de salud dental, consulta general, aplicación de vacunas, afiliación del Seguro Popular, se entregaron lentes para vista cansada.

Asimismo, se instaló un módulo de atención para la mujer donde se practicaron pruebas para detección de cáncer y exploración de mama.

Además como una forma de proteger la economía de las familias que menos tienen, se puso a la venta productos de la canasta básica a precios módicos.

También se dio atención jurídica y se colocó un modulo de estrategia judicial en donde se recibieron quejas y denuncias por parte de los habitantes de lugar.

De igual manera participó el Servicio Estatal del Empleo y el Registro Civil, también se hizo entrega de aparatos funcionales como sillas de ruedas, bastones, y andadores a quienes contaban con una discapacidad.

Por otra parte y con el propósito de mejorar las condiciones de vida de las familias que viven en extrema pobreza, el Sistema DIF Estatal, a través del programa Reconstruyendo Esperanzas apoyó con la rehabilitación de la vivienda de la señora Eva Santiago García.

Por instrucciones de la Señora Mariana Gomez de García Cabeza de Vaca se entregó material de construcción.

Además, con el apoyo de los voluntarios juveniles, se limpió y pintó la vivienda.

Con ello, se dio respuesta a uno de los anhelos básicos de la familia, que es tener una hogar digno y decoroso donde poder convivir y desarrollarse.