AGENCIAS. Uber se acercó un paso más a la publicación de datos sobre agresiones sexuales en Estados Unidos que involucren a conductores y clientes de su aplicación, tras surgir un informe en el que describe la forma en que clasificará los incidentes de acoso sexual, conducta indebida y agresión.

El documento de 53 páginas publicado este lunes, redactado por expertos del National Sexual Violence Resource Center y el Urban Institute, ofrece 21 categorías distintas, desde “mirada fija o lasciva” hasta “penetración sin consentimiento”. La taxonomía ayudará a la compañía de transporte a registrar reportes de conducta sexual indebida con mayor claridad.

Uber se comprometió a divulgar datos sobre agresiones sexuales e incidentes fatales en la carretera el próximo año. “Hemos aprendido bastante, en particular a raíz del movimiento #MeToo, sobre las cosas que podemos hacer como compañía que realmente puedan generar un cambio”, comentó el director jurídico de la empresa, Tony West, en una entrevista.

Las agresiones sexuales y el acoso han sido un problema recurrente para Uber. En 2017, la exingeniera de software Susan Fowler escribió en un blog sobre el acoso que aseguró sufrir en la compañía, lo que provocó la salida su máximo ejecutivo y un cofundador.

En tanto, conductores de Uber han sido arrestados por agresión sexual en todo el mundo. Un grupo de mujeres que afirman que conductores las agredieron y acosaron presentaron una demanda contra la empresa.

El simple hecho de definir la agresión sexual y otros tipos de conducta sexual inapropiada es un tema complicado para muchas empresas e instituciones. A las universidades de Estados Unidos, por ejemplo, se les dio hace mucho tiempo un mandato federal para reportar la cantidad de agresiones sexuales que ocurren en sus campus.

Sin embargo, como deciden por sí mismas qué incidentes reportar, investigadores han descubierto que aquellas que están más en sintonía con la prevalencia de las agresiones sexuales suelen reportar más incidentes.

Si bien el documento de Uber se redactó específicamente para la emergente de San Francisco con su colaboración, los autores esperan que otras compañías adopten este u otro método similar. Lyft, segunda compañía de transporte de pasajeros más grande de EU, prometió revelar instancias de abuso sexual junto a Uber.

“Quiero pensar que esta es la rueda que no necesita reinventarse”, sentenció West.