Mientras en el país en general se está viendo que los precios de la gasolina sigue por debajo del nivel de 2 dólares, los motoristas en las ciudades fronterizas mexicanas enfrentan una escasez del combustible al grado que están cruzando hacia los Estado Unidos para sustirse, algo que no ocurría desde hace varios años.

Los bajos precios y el desabasto de combustibles que sufren ciudades como Reynosa, Río Bravo y municipios de la Ribereña, han generado en los recientes días los automovilistas de estas ciudades tamaulipecas acudan al Valle a cargar gasolina, lo que sin duda ha generado una venta inusitada de este carburante, pero sin que se presente a una situación de pánico de este lado de la frontera.

Esta eventualidad se ha presentado desde el pasado sábado 5 de enero en las gasolineras a lo largo del Valle del Río Grande, en especial McAllen, Pharr y San Juan, las cuales empezaron a reportar un incremento en la demanda por parte de automovilistas procedentes de México.

Son visibles las placas de México en la mayoría de vehículos que se detienen a cargar combustible en las estaciones de servicio en las ciudades antes mencionadas, lo que hace ver que los automovilistas del otro lado de la frontera están cruzando cada vez en mayor número a McAllen para surtir gasolina.

Aunque no se ha visto largas filas en las gasolineras, esto podría cambiar si las cosas no se solucionan en el vecino país del sur.

CONTINÚA A LA BAJA

El precio promedio de la gasolina en el Estado en Texas es de 1.93 dólares por un galón de combustible regular sin plomo, pero en el Valle de Texas actualmente se está vendiendo en 1.73 dólares, de acuerdo con AAA Texas.

“Los tejanos están pagando mucho menos por la gasolina minorista en 2019 en comparación con el inicio del año pasado”, dijo Daniel Armbruster, portavoz de AAA Texas/AAA Nuevo México.

Este precio es 32 centavos menos por galón comparado con este día en 2018 y cuatro centavos menos que este día la semana pasada.

Los precios minoristas del hidrocarburo en Texas están en una tendencia descendente desde mediados de octubre debido a la caída de los precios del petróleo crudo. No está claro por cuánto tiempo los precios continuarán cayendo, ya que la OPEP recientemente decidió hacer cambios que probablemente conducirán a un aumento de los precios del petróleo en 2019.

RECURREN. Esta eventualidad se ha presentado desde el pasado sábado 5 de enero en las gasolineras a lo largo del Valle del Río Grande.