AGENCIAS. Luego que funcionarios de la ciudad dieran a Catholic Charities del Valle del Río Grande 90 días para desalojar su ubicación actual, la hermana Norma Pimentel dio a conocer que encontraron un nuevo hogar para el albergue.

“Avanzando, creo que Dios nos está guiando en esta nueva diercción. Confiando en él, siempre podemos encontrar esperanza en medio de los desafíos”, dijo la directora del Centro de Ayuda Humanitaria.

Si bien los planes originales exigían la construcción de una nueva instalación, Catholic Charities del Valle del Río Grande está tomando una nueva dirección en un plan con la ciudad para funcionar en un edificio en el centro de McAllen, más cerca de la estación de autobuses.