AGENCIAS. Mayor seguridad en la frontera con México, aseguró el gobernador de Texas, Greg Abbott, quien destacó que en lo que el gobierno federal se haces cargo totalmente de este rubro, corresponde al Estado continuar cubriendo en su totalidad, las acciones encaminadas a lograr este objetivo.

Abbott dijo que, una vez más, él espera que el gobierno federal asuma su responsabilidad, pero hasta entonces, el Estado debe dar un paso adelante y financiar totalmente la seguridad en la frontera con México, como ha hecho en el pasado.

La seguridad fronteriza ha sido una prioridad para el Estado de Texas, aún más cuando asumió funciones Greg Abbott por lo que ha pedido a los legisladores no escatimar en seguridad, confiando en que ahora sí, el gobierno federal va a sumir las riendas de éste, considerado su deber.

Adicionalmente el gobernador destacó que quiere dos centros anti-pandillas más en el estado, que complementen los seis ya existentes, diciendo que estos centros han tenido un gran éxito en combatir la operación de estas agrupaciones delictivas.

Asímismo, expresó su deseo de un legislación para la creación de 6 centros para combatir la trata de personas y sentencias de prisión obligatorias para los que sean condenados por este crimen.

También en seguridad pública, Abbott dijo a los legisladores que sus presupuestos deberían incluir suficiente dinero para eliminar la demora en el análisis de muestras de violaciones obtenidas inmediatamente para aumentar la capacidad de un ataque sexual, que pueden usarse como evidencia en juicios.

El presupuesto creado por el Senado incluye casi 50 millones para este propósito, así como 7.5 millones para aumentar la capacidad de centros de crisis por violación y proveer servicios a sobrevivientes.

DEBER FEDERAL

El Gobernador de Texas, Greg Abbott, ha pedido a los legisladores no escatimar en seguridad, confiando en que ahora sí, el gobierno federal va asumir las riendas de su deber.